22 de Noviembre – Carlo Saraceni – “Santa Cecilia y el Ángel”

El día de hoy se celebra el Día de los Músicos y Poetas

Carlo Saraceni  – (activo entre 1610 y 1620). Pintor. En un artículo publicado en 1943, Roberto Longhi atribuyó un grupo de cuatro pinturas a un artista cuya identidad permanece desconocida, pero que evidencia la influencia del pintor veneciano Carlo Saraceni. Por ello creó lo que se ha denominado una «personalidad de laboratorio», que sirviera para agrupar estas obras bajo el nombre de Pensionante. Está documentado que Saraceni estuvo activo en Roma desde 1598 hasta 1619 y alojó a un buen número de artistas, por lo que se ha creído que el denominado Pensionante fuese uno de ellos. En alguna ocasión, el ignoto artista ha sido identificado como el francés Jean Le Clerc, nativo de Nancy, y documentado como asistente de Saraceni. Esta identificación permanece en todo caso como una simple conjetura, y se han considerado otras posibilidades que apuntan más hacia un artista originario del norte, flamenco u holandés. Las obras de mano de este pintor son escenas de género y naturalezas muertas que cuentan generalmente con mensajes implícitos de tipo religioso o alegórico, realizadas para coleccionistas privados. El trabajo de este pintor sigue muy de cerca el arte de Caravaggio, lo que hizo que varias de las obras que le son actualmente atribuidas se considerasen en algún momento como obras de Merisi. El particular sentido de la geometría que poseen las piezas de Pensionante es uno de los rasgos que se ha subrayado para distinguirlas de las de Saraceni y Caravaggio. El Museo del Prado atesora Vendedor de aves, obra que procede de las colecciones reales. -Museo del Prado.es-

Cuadro data del 1610, Circa, altura 172 x 139 cm.

Las “actas” de la santa la presentan como integrante de una familia noble de Roma. Solía hacer penitencias y consagró su virginidad a Dios. Sin embargo, su padre la casó con un joven llamado Valeriano.
Cuando los recién casados se encontraban en la habitación, Cecilia le dijo a Valeriano: “Tengo que comunicarte un secreto. Has de saber que un ángel del Señor vela por mí. Si me tocas como si fuera yo tu esposa, el ángel se enfurecerá y tú sufrirás las consecuencias; en cambio si me respetas, el ángel te amará como me ama a mí”.
El esposo le pidió que le mostrara al ángel y que haría lo que ella le pidiera por lo que Cecilia le dijo que si él creía en el Dios vivo y verdadero y recibía el bautismo, entonces vería al ángel. Valeriano fue a buscar al Obispo Urbano, quien lo instruyó en la fe y lo bautizó.
La Tradición señala que cuando el esposo regresó a ver a su amada, vio a un ángel de pie junto a Cecilia y el ser celestial puso una guirnalda de rosas y lirios sobre la cabeza de ambos. Más adelante, Valeriano y su hermano Tiburcio serían martirizados. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *